¿Qué es la PNIc?

La PsiconeuroInmunología clínica (PNIc) es una ciencia relativamente joven que nace hace unos 40 años cuando dos científicos americanos Robert Ander (psicólogo) y Nicholas Cohen (inmunólogo) demostraron a la comunidad científica con una serie de experimentos, como un estímulo nervioso alteraba las células del sistema inmunitario. Esta relación entre estos dos sistemas abrió una puerta hacia la relación que hay entre diferentes especialidades médicas (inmunológia , endocrinológia, gastroenterológia, neurología, psicología emocional, etc.) geneando un enfoque integrador, una manera de ver a la persona, a su salud y a su proceso fisiopatológico de forma dinámica desde una visión global y enfocado hacia la búsqueda de mecanismos de acción de la patólogia, pudiendo así acompañar hacia la curación y no hacia la perpetuación de los sintómas.

Las herramientas de las que dispone la PNIc son la fitoterapia o terapia ortomolecular, recomendaciones nutricionales y de hábitos de etilo de vida, ejercico físico, regulación de biorritmos o ciclos circadianos y gestión emocional, siempre basandose en la evidencia cientifica mas actualizada y teniendo en cuenta el paradigma biopsicosocial que rodea a la persona.

¿En que te puede ayudar la PNIc?

Hoy en día se padecen enfermedades contenporáneas que hace unos años no existian, muchas de ellas producto de nuestro estilo de vida actual el cual dista mucho de lo que nuestra especie necesita para vivir. Muchas veces se nos olvida que estamos sujetos a la misma biologia que cualquier otra especie animal y esto a la larga nos termina enfermando.

La PNIc te puede ayudar si tienes:

  • Alteraciones digestivas: ardor, acidez, hinchazón, estreñimiento, diarreas, divertículos, colitis ulcerosa, colon irritable, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, intolerancias y alergias.
  • Sobrepeso: retención de líquidos, acumulación de celulitis, inflamación, Infrapeso, sindrome metabó (diabetes tipo II, obesidad, hígado graso no alcoholico)
  • Trastornos del Sistema Inmune: candidiasis, hongos vaginales, infecciones de orina, herpes, parásitos, infecciones de repetición, enfermedades autoinmunes.
  • Trastornos hormonales y tiroideos: dolor de regla, síndrome premenstrual, falta de regla, trastornos en la menopausia, hipotiroidismo.
  • Alteraciones cardiovasculares: colesterol alto, arterioesclerosis, exceso de triglicé
  • Alteraciones hepáticas: hígado graso, piedras vesícula, intoxicación por metales pesados o por exceso de medicación (quimioterapia).
  • Estrés, agotamiento, anemia, fatiga cró Depresión, ansiedad, frustración. Trastornos del sueño. Hiperactividad y déficit de atención.
  • Recuperación de tejidos y huesos: tendinitis, bursitis, roturas, osteoporosis, fibrosis, lesiones estructurales que no terminan de curar, etc.
  • Mejora el rendimiento en el deporte: relación grasa/músculo, rendimiento, potencia, evitar lesiones o mejora en la recuperación de estas.
  • Enfermedades crónicas o degenerativas: fibromialgia, artritis reumatoide, esclerosis mú
  • Sensibilidad en las mucosas: psoriasis, piel atópica, acné, piel seca, vitíligo, aftas bucales, periodontitis.
  • Problemas respiratorios: asma, bronquitis, alergias cronificadas, enfisema y EPOC.
  • Dolores agudos y crónicos: migrañas, jaquecas, alodinia, dolor neuropático, neuralgias.
  • Enfermedades renales: colico nefrítico, prevención de litiasis urinaria, control de la hipertensión, mejora en la retención de líquidos e hidratació
  • Pediatria: programación del embarazo, infertilidad, preparto y recuperación del postparto, apoyo a la lactancia, prevención y tratamiento de mastitis, bronquioltis, piel atómica en el bebe o el niñ